Revive polémica por la carretera panamericana del darien

Tema en 'Noticias de Urabá' iniciado por P0n$h0, 5 de Junio de 2008.

  1. P0n$h0

    P0n$h0 Bananero contento

    Aunque de este proyecto se habla desde hace 80 años, el consejero presidencial Fabio Valencia Cossio, dijo el martes en la reunión de la OEA que los 48 kilómetros que faltan los terminarán en el 2010.

    Sin embargo, Julia Miranda, directora de Parques Nacionales, dijo que no existe una presentación oficial del proyecto al Ministerio de Ambiente.

    "Se había hablado de la conveniencia de la construcción de la carretera por toda la costa, de forma que no atraviese el territorio del Parque Nacional Los Katíos, protegido por ser patrimonio de la humanidad", dijo Miranda.

    La funcionaria, sin embargo, se mostró de acuerdo con la carretera, cuyas obras fueron presupuestadas el año pasado en 130 millones de dólares.

    "La carretera generaría una oferta de ecoturismo muy importante en esa región y abriría grandes oportunidades de progreso para la población local siempre y cuando se realice con la debida licencia ambiental y se establezcan las medidas de mitigación del impacto", aseguró la funcionaria.

    Pero a otros nos les gusta la idea. Juan Mayr, ex ministro de Ambiente, recuerda que un grupo de trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo conformado en la época del gobierno de Ernesto Samper demostró que había que buscar otras alternativas para conectar a Colombia y Panamá.

    "No le encontraron viabilidad a la construcción de la Carretera Panamericana. Las opciones que dieron para lograr esa conectividad son formas de transporte marítimo que no alteren el ecosistema del Darién dado su alto valor ecológico", dijo.

    Juan Pablo Ruiz, ex director de la Fundación Natura, piensa que comunicar Centro y Suramérica es una necesidad pero aseguró que la mejor manera de hacerlo no es una carretera.

    "Hacerla requiere una infraestructura que no rompa flujos de
    agua, ni genere procesos de colonización ni pérdida forestal en esa área con un alto valor en términos de biodiversidad, algo que eleva los costos de construcción", aseguró Ruiz, quien cree que uno de los peligros es que la vía sirva para el paso de enfermedades, como la aftosa.

    "Se necesitan medidas de ingeniería especiales para causar el mínimo impacto y hay unas barreras económicas tremendas para cumplir con esos requisitos", explicó Fabio Arjona, director ejecutivo de Conservación Internacional en el país.

Compartir esta página