LA PRIMERA VEZ CON MI OTRA CUÑADITA (MARIA).

Tema en 'Relatos Eróticos' iniciado por MERCENARIO, 8 de Septiembre de 2016.

  1. MERCENARIO

    MERCENARIO Bananero reconocido

    Registrado:
    2 de Septiembre de 2009
    Mensajes:
    321
    Me Gusta recibidos:
    273
    Mi historia con mí otra cuñada “Maria” fue hace mucho tiempo atrás en el año 2005, cuando ella se fue a vivir a nuestra casa porque consiguió trabajo en Cali y se mudo con nosotros. Antes de seguir se las voy a describir: Es la menor de las hermanas de mi mujer, cabello castaño, piel clara, tiene senos pequeños paraditos aureola rosada y pezón grande, abdomen plano a pesar de tener 2 hijos, piernona, culo rico redondo, una vagina hermosa abultada, en serio realmente abultada carnudita mejor dicho un panochon blanquito de labios y clítoris rosadito.
    De un tiempo a otro cogimos mucha confianza y nos chanceábamos bastante, las bromas y chanzas fueron pasando a juegos de manos que se pasaban de la raya, como el dia en que empezó todo, estábamos recochando y le tome una blusa, ella me dijo que se la pasara o me apretaba las bolas yo le respondí que no era capaz, eso creí pero ella alargo la mano rápido y me las cogió por encima de la pantaloneta, las apretó duro que deje escapar un Madrazo y me doble del dolor pero no solté la blusa ella siguió con mis bolas en la mano se reía, apretaba y me decía “ haber pues haber suelte la blusa o se lo arranco “ yo me reía entre dolor y como pude le agarre una teta también por encima de la blusa (no tenia bracier), empezamos a forcejear entre risas y madrazos haber quien sometía primero al otro, ella agarrada de mis huevas y yo de sus tetas luchando riéndonos, jugando, podía verle sus pezones hinchados erectos, así que le agarre uno como pude y se lo apreté, ella soltó un gritito entre carcajadas y madrazos pero no me soltaba al contrario mas apretaba así que le dije que le iba a morder una teta si no me soltaba, ella me quedo mirando y con una sonrisa picara y traviesa me respondió “ja si puede mijito” y siguió forcejeando, yo intentaba acercar mi boca hasta sus pechos pero la verraquita tenía fuerza, así seguimos jugando unos segundos más hasta que le sonó el celular, paramos y ella contesto yo me levante del suelo y me fui a la cocina a tomar agua estaba sin aliento además me dolían las pelotas por el apretón de mi cuñada, ella se metió al baño, al ratico salió me dio un golpe en la espalda y me dijo “bobo me lastimaste el pezón” y se lo sobaba mientras ponía cara de mimada, le respondí que a mí también me estaban doliendo las pelotas, como vi que ella se estaba mirando las tetas por el escote de la blusa y que tenia carita de dolor le dije “¿en serio te lastime?, haber veo”, ella se jalo el escote hacia abajo y me mostro el pezón, tenía el pezón colorado y lo había arañado un poquito con la tela de la blusa, entonces ella se saco por completo el seno por el escote y empezó a echarle agua del grifo mientras estiraba la boca y hacia pucheros, esos gestos me encantaban, le dije que me disculpara que fue sin intención mientras me acercaba para verle mejor el seno, ella no se inmuto y por el contrario se volteo de frente para que yo lo viera bien (ella de tímida no tiene nada, de eso medí cuanta desde tiempo atrás cuando se paseaba en ropa interior por la casa sin preocuparse de mí, claro cuando estábamos solos) ese seno hermoso blanco de aureola rosada apuntando hacia mi rostro, estire mi mano y lo agarre mientras le decía “pobrecita venga la calmo” ella se sonreía y dejo que le acariciara, acerque mis labios y empecé a lamerla, chupaba su pezón mientras con mi otra mano le acariciaba el otro seno, en unos segundos ya tenía sus dos senos entre mi boca, ella me agarraba la cabeza y acariciaba mi cabello mientras respiraba hondo y suspiraba, subí mi rostro busque su boca y nos besamos, nuestras lenguas jugueteaban mientras mis manos buscaban sus nalgas, se las acaricie por encima del short y la apreté contra mi polla que estaba parada y dura, ella empezó a moverse y a restregar su vagina contra mi bulto, introduje mis manos por su short cogí su culo duro, abrí sus nalgas y empecé a acariciarle el ano con una mano, la otra mano busco su vagina, estaba mojada y no tenía un solo vello uumm afeitadita que rico, baje de nuevo mi rostro y seguí chupando sus tetas, dandole dedo en el ano y acariciando su clítoris, ella se movía restregaba su vagina contra mi polla, entonces le quite el short y la tanguita la cual tenía mojada, me acurruque entre sus piernas y sumergí mi rostro en ese panochon, empecé a darle lengua por todo el clítoris mientras seguía metiendo mis dedos en su ano, Maria movía su cintura al ritmo de mis lengüetazos, suspiraba, gemía, apretaba mi cabello, entonces después de unos minutos me pare para que no acabara tan rápido, me beso mientras me decía que rico. Ya ella estaba completamente desnuda y yo solo en pantaloneta entonces empezó a bajarla hasta quitármela, mi verga salto cuando me libero del bóxer la tenia súper erecta, Maria pone una mano en mi abdomen y me empuja hacia atrás, así que quedo de pie con la espalda contra la pared, Maria se agacha coge mi verga con la otra mano empieza a acariciarla a masturbarme suave, sale una gota transparente de mi pene, a Maria parece agradarle eso y nuevamente hace que me salga otra gota y otra más hasta que forma una sola gota grande que empieza a resbalar por mi glande, entonces ella saca la punta de la lengua y la lame mientras me mira y sonríe hace ese gesto que tanto me gusta estirando los labios, nuevamente me saca dos gotas y vuelve a lamer,
     
    #1
    A German1969 y pedrofenti1 les gusta esto.

Compartir esta página