La modelo rubia que me tiré!!! uta que riko

Tema en 'Relatos Eróticos' iniciado por zem, 19 de Marzo de 2014.

  1. zem

    zem Bananero activo

    Registrado:
    19 de Marzo de 2014
    Mensajes:
    268
    Me Gusta recibidos:
    6
    Esta es una experiencia que tuve con una modelo rubia conocida de siglas JD. Se sabe que algunas de estas modelos son del cuento y que para levantártelas, necesitas algo de billete, pero hay otras que con un buen floro te las llevas fácil a la cama, claro está que tienes que demostrarle de alguna manera que tienes plata, sino no se acuestan contigo. Así fue cómo, por ejemplo, tuve la dicha de poder conocer muy bien a esa modelo rubia, cuyo relato, a continuación, voy a compartir.

    Un día de verano de este año decidí ir a una exhibición de autos y motos que se iba a dar en un centro comercial. Al principio no tenía muchos ánimos para ir, pero mi primo me convenció diciéndome que había en esos eventos buenas anfitrionas y modelos. Entonces, no lo dudé más y me animé para ir. Ya en el evento, veía por todo lado a lindas anfitrionas, rubias, pelinegras, altas, bajas, morenas y blanconas. Me sentía en un paraíso al ver tantas diosas!! Sin embargo, hubo una que me había cautivado demasiado. Estaba en un stand de una marca de autos muy conocida. Se trataba de esa modelo conocida. Empecé a hacerle miradas desde lejos, ella también me miraba y me sonreía. Entonces, aproveché el momento en el que ella no estaba con ningún cliente, es decir, el momento en el que estaba sola, y me le acerqué. Mi primo se había ido a coquetear a otras anfitrionas. Entonces, me había dejado el camino libre para conocer a esta modelo.

    Ya cerca de ella, le dije con una sonrisa:
    - hola!
    Ella también me respondió con una sonrisa:
    - hola, ¿qué tal?”
    Entonces primero empecé a hacerle preguntas acerca de la marca que estaba promocionando. Ella me respondía muy bien, sabía lo que estaba promocionando. Luego de ello, le dije:
    - Esta empresa ha hecho muy bien en contratarte porque atraes con tu belleza a muchos clientes.
    Ella sonrió y con voz un poco tímida me dijo:
    - Gracias por tus palabras. Después de tiempo que escucho algo bonito para mí.
    Entonces, yo le dije:
    - Una chica como tú debería estar acostumbrada a recibir halagos.
    Ella se rió un poco y me dijo:
    - Gracias!
    Entonces, entre risas me preguntó:
    - ¿Cómo te llamas?
    Yo le respondí con mi nombre.

    Luego, empecé a comentarle que siempre la había visto en algunos desfiles en donde ella había estado y le comenté también que trabajaba en una de las empresas que siempre contrata a estas modelos para sus eventos y desfiles.
    Al escuchar eso, me dijo sorprendida:
    - ¿Así? ¿Y de qué trabajas?
    Entonces, al ver su interés le respondí:
    - Tengo ahorita un puesto de gerente y justo me encargo de ver la contratación de modelos y anfitrionas para los eventos que organiza la empresa.
    Si bien, me encargaba de la contratación de modelos en esa empresa, no era para nada gerente. En realidad, eso fue un floro para impresionarla. Y la verdad que funcionó.

    - Así que eres gerente - me dijo con un tono de voz como de impresionada y sonriéndome
    - Así es! - le dije sonriendo también.

    Luego de eso, le pregunté:
    - ¿Tienes algo que hacer más tarde?
    Ella, un poco sorprendida, me respondió
    - ¿Y por qué la pregunta?
    Yo le dije:
    - Es que la empresa va a realizar un desfile y quisiera que estés ahí presente.
    Sinceramente, yo pensé que me iba a chotear o me iba a decir que hable con su representante, pero no fue así. Entonces, ella, mirando su reloj, me dijo:
    - Bueno, justo mi turno acaba en media hora. ¿Me esperas?
    Yo le dije:
    - Por supuesto. ¿Dónde te espero?
    Entonces me dijo:
    - Espérame en la espalda del centro comercial. Toma mi número. Me llamas en media hora, aunque quizás me demore 15 minutos más porque me tengo que cambiar.
    Yo le dije:
    - Perfecto! Te espero en mi carro entonces. Te llamo en media hora.

    Entonces, llamé a mi primo, quien seguía aún en el evento, y le dije que con quién había hablado y que me la iba a llevar a cenar para ver unos asuntos de trabajo. Mi primo, como ya conoce mis jugadas, me entendió. Así, pasaron los 30 minutos que me dijo que la espere y la llamé. Me dijo que se estaba cambiando y que en 10 minutos llegaba. Bueno, pasaron esos 10 minutos y llegó ella. Ya era de noche, pero ella estaba con un jean ajustado y una blusa color rojo. Uff!! Estaba bien rica!!!. Entonces, la invité a cenar algo para explicarle todo lo relacionado al desfile. Le dije que se veía buenísima.

    Terminada ya la cena, le dije para ir a dejarla a su casa, como buen caballero. Ella aceptó que la deje. Ya en su casa, que en realidad es un departamento que queda en Miraflores, me hizo pasar para tomar algo. Ella vivía sola, así que yo me dije a mi mismo. "aquí cierro el contrato con ella" [​IMG]

    Ya en la sala, mientras estábamos en un sofá tomando algunos tragos, empecé a mirarla a los ojos y a decirle que era una de las modelos más hermosas del medio y que me parecía increíble poder estar cerca a ella. Ella, ya un poco picada por los tragos, tampoco dejaba de mirarme y de sonreirme y poco a poco se me fue acercando. Yo también me fui acercando a ella y empezamos a besarnos. Poco a poco, esos besos tiernos fueron más apasionados y con lengua, así que yo, ya excitado, empecé a cogerle una de sus piernas y a acariciar su culo también. Poco a poco fui recorriendo todo su lindo cuerpo, le fui quitando su blusa y yo me fui quitando mi camisa. Aún con ropa y en el sofá nos recostamos en él y seguíamos besando muy rico, ella se iba excitando cada vez más hasta que me dijo “vamos a mi cuarto”. Entonces, durante el trayecto entre su sala y su cuarto, me la llevé punteándomela y acariciando sus hermosas tetas.

    Ya en su cuarto, ni bien entramos ya estábamos que nos besábamos con mucha pasión nuevamente, le acariciaba todo ese cuerpo riquísimo y le quité el jean para acariciarle esas nalgas que me volvían loco, poco a poco y aun estando parados, la seguí desvistiendo y se quedó solo en su tanga roja, yo también me desnudé y así nos fuimos a la cama, en donde empecé a besarle el cuello, luego sus tetas ricas , continué besandole hasta la punta de sus pies, luego iba subiendo poco a poco saboreando esas deliciosas piernas, hasta que llegue a su tanga y se la saqué muy lentamente, y me detuve en su clítoris haciéndola gemir. Qué gemidos los de esta modelo!! Ya bien excitada ella, me dijo “entra ya!” entonces abrí sus piernas y poco a poco se la fui metiendo todita por su concha bien caliente y rasurada. Uff!! Qué grito dio cuando la penetré!! Su concha ajustaba tan rico como el de una virgen. Uff! No dejaba de gemir ella. Con sus deliciosas piernas alrededor mío empecé a tirármela lento al principio y luego aumentando la velocidad. Estuvimos así por un buen tiempo hasta que la puse encima mío para que cabalgue sobre mi pinga. Qué rico se movía ella!! Sentía su concha bien mojada en ese momento. Siguió en esa pose hasta que se cansó un poco y fue ahí donde decidí levantarme de la cama con ella y llevarla contra la pared. Ahí también me la tiré bien rico por largo rato hasta que nuevamente nos fuimos a la cama en donde seguí tirándome a esta modelo con la clásica pose del misionero, pero ahora más duro se lo hacía. Qué ricos orgasmos!! Y qué rico era ver sus hermosas tetas rebotar mientras me la follaba duro. Me pedía que no me detenga y que siga con ese ritmo. Así, me la seguí follando bien rico hasta que le llené su concha con sendos chorros de semen. Uff! Qué rico momento! No sé cuánto eyaculé esa noche pero fue muy prolongada mi eyaculación, tanto así que pude ver cómo mi leche mezclada con sus fluidos chorreaban de su vagina. Ella terminó muy agitada, pero bien satisfecha!! Realmente, me parecía increíble el haberme tirado una modelo tan rica como ella!

    Pero no todo terminó ahí, ya que después de que habíamos tirado, me dijo que me queda toda la noche, ya se podrán imaginar para qué! Obviamente, me quedé incluso hasta el día siguiente en la mañana donde me fui, no sin antes hacerle el respectivo "mañanero". Claro está que después de esa noche aceptó estar en el evento que estaba organizando la empresa, y está de más decir que tuve más encuentros con esta modelo.[​IMG]

    Fue una deliciosa experiencia que he decidido compartirla con todos ustedes.
     
    #1
  2. zem

    zem Bananero activo

    Registrado:
    19 de Marzo de 2014
    Mensajes:
    268
    Me Gusta recibidos:
    6
    Respuesta: La modelo rubia que me tiré!!! uta que riko

    Después de que habíamos tirado, nos recostamos en su cama. Noté que había quedado muy satisfecha, ya que se le veía su rostro sonrojado. Me dijo que después de tiempo que había tenido sexo intenso con alguien y que había sido la primera vez que se acostaba con alguien que recién conocía. Yo, al escuchar eso, atiné a abrazarla, le dije que para mí había sido también una gran experiencia y luego le di un beso con lengua, al que ella también correspondió. Luego de ese beso, le dije que ya me tenía que ir, porque era cerca de la 1 de la mañana. Sin embargo, me pidió que no me fuera y que pase toda la noche con ella. Al escuchar la forma en que me lo pidió, al sentir su delicioso y tibio cuerpo aún desnudo cerca de mí y al tener una de sus ricas piernas encima de las mías, definitivamente decidí quedarme toda esa noche.

    Habrían pasado, estimo un poco más de 30 minutos aproximadamente, cuando me dijo que la espere ya que iba a ir a la cocina. Entonces, se paró de la cama y se puso su tanga para ir a la cocina. Nunca antes me la había imaginado desnuda a esta modelo y tenerla de cerca era realmente una suerte. Yo ya había recobrado fuerzas para tirar de nuevo, así que también me paré de la cama y desnudo me fui también a la cocina. Ni bien llegué a ese lugar y al verla casi desnuda, no dudé ni un segundo y me le acerqué por detrás para acariciar otra vez su cuerpo. Estábamos cerca al repostero de su cocina. Ella ni se inmutó y dejaba que la toque, así que nuevamente empecé a coger y apretar sus ricas tetas mientras le besaba el cuello, luego una de mis manos recorrió todo su abdomen para llegar a su concha, la cual empecé a acariciarla y a introducirle mi dedo medio por debajo de su tanga, con lo cual ella comenzó a excitarse rápidamente. Se notaba que estaba bien mojadita, así que seguí tocando su concha, mientras ella acercaba sus nalgas a mi pene, el cual ya estaba bien duro. Se volteó, puso sus manos en mis hombros mirándome fijamente y le fui quitando su tanguita, luego la cogí por la cintura, le levanté una de sus piernas, la llevé contra el repostero y se la metí de nuevo por su vagina. Uff! Qué rico entró!! Cómo gimió cuando la penetré!! Entonces, empecé a tirármela en su cocina en esa pose hasta que me la llevé a una mesa que tenía ahí donde la recosté para seguir tirádomela más duro ahora. Ya en esos instantes, sus gemidos se convirtieron en orgasmos porque ahora ya me la estaba follando más duro mientras le cogía sus tetazas que rebotaban y mientras tenía también sus piernas en mi pecho. Seguimos en esa pose hasta que ella misma decidió cambiar de posición para cabalgar encima mío. Así fue que ella me llevó a una de las sillas que habían en su cocina donde, con mi pinga parada, me senté y ella también fue entrando en mi pinga para empezar a moverse muy deliciosamente. Qué rico era volver a tenerla encima mío cabalgando!! No saben lo rico que lo hacía, incluso sentía cómo sus fluidos chorreaban por mi pene y testículos. Aún así, seguía ella cabalgando encima mío mientras yo no dejaba de comerme sus hermosos pechos, mis manos acariciaban sus piernas y sus ricas nalgas también. Continuamos por buen rato en esa pose hasta que ella sintió que yo ya estaba eyaculando dentro de ella. Uff!! Qué rico momento!! Mientras botaba toda mi leche dentro de ella, ella no dejaba de mirarme con una carita bien arrecha y de satisfacción diciéndome "um um qué rico!". Aún estando encima mío, acarició mi rostro, me dio un beso con lengua y con voz baja me dijo "qué rico lo haces!" mientras colocaba su rostro en mi hombro para descansar. Salió de mi pinga y salimos de su cocina para ir a descansar a su cuarto.

    Eran como las 3am y veía que ella ya estaba bastante agitada, aunque ganas no me faltaban para echarme otro polvo con ella; sin embargo, decidí ir a dormir con ella a su cama. Así fue cómo pasé toda una noche con ella en su cama. Recuerdo que me desperté como a las 9am con esta modelo rubia a mi costado. Era lo mejor que me podía pasar. Le di un beso en la frente y se despertó con una sonrisa. Qué linda es en verdad!! Entonces le dije que ahora sí ya me iba; sin embargo, me dijo para hacerlo nuevamente antes de que me vaya, es decir, quería el respectivo "mañanero". Obviamente, no me negué y empecé a saborear nuevamente cada parte de su excitante cuerpo. Lo que más me excitaba era chupar sus hermosos pechos. Qué delicia de tetas!! Entonces, ella excitada y yo también excitado, me puse encima de ella para follármela duro con la pose del misionero. Aquí no hubo poses ni nada por el estilo, sólo yo encima de ella tirándomela duro hasta venirme por tercera vez dentro de ella. Es importante mencionar que ella no estaba en sus días fértiles; por eso, me di el lujo de tirármela sin preservativo y de eyacular dentro de ella tres veces. Wow! Sí que se sintió más rico así, sin la preocupación de embarazarla. Créanme que nunca me imaginé que a esta modelo le hubiese gustado tanto el sexo y qué bueno que fui yo quien satisfizo sus ansias de follar.
     
    #2
  3. mg1985

    mg1985 Bananero nuevo

    Registrado:
    2 de Septiembre de 2013
    Mensajes:
    27
    Me Gusta recibidos:
    0
    #3

Compartir esta página