El punto G masculino

Tema en 'Gays/Travestis' iniciado por wsajo, 6 de Febrero de 2011.

  1. wsajo

    wsajo Bananero reconocido

    Registrado:
    11 de Octubre de 2009
    Mensajes:
    1.660
    Me Gusta recibidos:
    240
    Mucho se ha hablado del polémico punto G femenino, si es sólo un mito, si existe realmente en algunas mujeres y en otras no. Más complejo aún resulta encontrarlo, porque no se sabe exactamente que es lo que se busca.Se dice que en realidad no es un punto sino una zona, que serían terminaciones nerviosas del mismo clítoris, que serían unas glándulas,etc, etc.
    Pero lo que no es un mito sino una realidad contundente es el punto G masculino.

    ¿Que es el punto G masculino?
    No es ni más ni menos que la próstata. La próstata es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.
    Habrán oído muchas veces que cuando el proctólogo realiza un examen rectal y palpa la próstata con el dedo se producen eyaculaciones espontáneas. Este hecho a veces no contado, ya que a los hombres les produce mucha verguenza, es absolutamente normal. Eso es un acto médico, pero es una estimulación directa del punto G masculino.

    ¿Dónde se encuentra el punto G masculino?
    El punto G de los hombres se encuentra en el interior del recto, a unos 5 cm del ano y en la pared que da hacia el frente, hacia la vejiga.
    No todos los hombres se pueden mostrar dispuestos a probar la estimulación del punto G masculino en forma interna, ya sea por tabúes o prejuicios que pongan en duda su masculinidad.
    Pero hay una forma de estimular el punto G masculino externamente, es presionando o masajeando la zona del periné, esta es la zona que va desde el ano hasta los testículos.
    Existen aquí también gran cantidad de terminaciones nerviosas que hacen a esta zona absolutamente sensible y muy erógena.
    Por lo tanto el punto G masculino no es un mito ya sabemos cual es, donde encontrarlo y como estimularlo.
    ¿Qué produce la estimulación del punto G en los hombres?
    Una mayor excitación, orgasmos más intensos y una eyaculación más potente.



    Las zonas erógenas del hombre


    Las zonas erógenas son aquellas partes del cuerpo que al tacto reaccionan con una intensa excitación sexual, por ello son conocidas como zonas de excitación o puntos de excitación.
    Podemos decir que las zonas erógenas del hombre se extienden por toda la piel y que con una simple caricia en la mejilla puede llegar a excitarse si está predispuesto a ello.
    La boca y los labios son puntos de excitación para un hombre, los besos con mayor o menor intensidad o rozar sus labios con la punta de los dedos puede despertar el deseo en cuestión de segundos.
    El pecho es altamente sensible a todo tipo de estímulo, al igual que el cuello, la nuca y el lóbulo de la oreja, estos son puntos de excitación en el hombre que a menudo no se toman en cuenta.
    Obviamente que las zonas más erógenas de un hombre se encuentran en los genitales, sobre todo en el glande debido a que posee muchas terminales nerviosas y una importante irrigación sanguínea, pero también lo son el ano y el perineo, esta es la zona que abarca desde el ano hasta los testículos.
    Esta zona genera muchos tabues ya que a menudo se teme que el hecho de obtener excitación y placer sexual debido al contacto en esas partes del cuerpo, indicaría que se tienen inclinaciones homosexuales.
    Nada más lejos de la realidad, se trata de que la piel posee los mismos caracteres erógenos que el resto de la zona genital, sin olvidar que desde la zona anal o perineal se logra la estimulación del punto G masculino lo cual produce un intenso placer y eyaculaciones más potentes.
    Para obtener la máxima excitación de un hombre, como de una mujer, lo ideal es un masaje afrodisíaco que estimule todas las zonas erógenas del cuerpo.



    Los masajes afrodisíacos


    Secretos de un masaje afrosisiaco
    Recibimos diariamente muchas consultas de hombres y mujeres sobre como aumentar el deseo o la libido propia o de sus parejas.
    La mayoría piensa que para despertar la líbido hace falta tomarse una pastilla que milagrosamente y en pocos minutos despierte la pasión dormida.
    Puedo asegurar que la solución a la falta de deseo está en nosotros mismos.
    Nuestra mente es el mejor afrodisíaco que podemos encontrar, con ella proyectamos nuestros deseos o los inhibimos completamente.
    Si la falta de deseo la tenemos nosotros y queremos revertir la situación, hay que usar la mente, pensar positivo y predisponernos para disfrutar de la sexualidad.
    Cuando la falta de deseo es de nuestra pareja, usemos la imaginación buscando recursos para incentivar su pasión.
    Un masaje afrodisíaco causa sensaciones tan excitantes en quien lo recibe que seguramente van a provocarle un fuerte deseo hacia la persona que le está brindando tanto placer.
    Como realizar un masaje afrodisíaco
    La mejor técnica para un masaje afrodisíaco es tener ganas de practicarlo, de todas maneras te vamos a enseñar lo necesario para para obtener buenos resultados.
    Para que el masaje resulte verdaderamente erótico no se puede realizar con las manos secas.
    Se debe contar con una crema humectante, que no sea muy grasa y le agregamos dos o tres gotas de algún aceite esencial afrodisíaco, como el de jazmín, Ylang Ylang, jengibre o rosa.
    El masaje afrodisíaco comienza por la espalda, especialmente la nuca, realizando movimientos giratorios suaves, con ambas manos.
    Debe ser como caricias, intercalando movimientos con la mano entera, deslizamientos con la punta de los dedos y ligeros pellizcos.
    Las manos deben moverse en forma lenta y erótica ya que no se trata de un masaje terapeútico sino de un masaje erótico cuyo fin es causar excitación.
    A medida que se va avanzando por el cuerpo hay que observar cual de los movimientos que estamos realizando con las manos, están produciendo mejor respuesta en la otra persona, recordemos que no es un masaje de relajación sino un masaje afrodisiaco.
    No nos quedaremos en esa zona pero volveremos a ella cada pocos segundos.
    En un masaje afrodisíaco no deben dejarse de lado las piernas y los pies.
    Las plantas de los pies deben masajearse con los dedos pulgares, ejerciendo una leve presión.
    Una vez masajeada la parte posterior del cuerpo seguiremos por el frente, el lóbulo de las orejas y el cuello son muy erógenos y una zona apropiada para comenzar.
    El masaje erótico es para “hacer desear” por lo tanto las caricias en los genitales quedarán para lo último.
    Nadie debe perderse de experimentar este placer, prueben con un masaje afrodisíaco y luego nos cuentan los resultados.



    Alimentos para aumentar el deseo sexual


    Complementos naturales afrodisiacos para aumentar el apetito sexual en hombres y mujeres
    Cuando se trata de aumentar el deseo o la potencia sexual en forma natural, es posible encontrar en el mercado todo lo necesario para conseguir la energía y vitalidad necesarias para desarrollar la sexualidad saludablemente.
    Vamos a hablar de las propiedades del Ginseng, el Gingko Biloba, algunas vitaminas y alimentos que tienen un efecto potenciador tanto para la erección del pene, como para aumentar la libido en hombres y mujeres de forma natural.
    Es posible pensar que los alimentos, vitaminas y complementos naturales para aumentar el deseo y la potencia sexual, si bien son efectivos, tardan demasiado tiempo en aparecer los resultados, se ha comprobado que con la ayuda de estos suplementos y alimentos en pocos días se comienzan a apreciar los cambios positivos.

    El Ginseng
    El Ginseng es una planta originaria de Asia de la cual se utiliza la raíz por encontrarse en ella todas las propiedades.
    Esta planta tiene múltiples beneficios pero sólo destacaremos aquí los que influyen directamente para mejorar el deseo y la potencia sexual en hombres y mujeres.
    El Ginseng posee ginsenósidos, sustancias estimulantes que producen en el organismo los mismos efectos que la testosterona y es por todos conocido que la testosterona es la hormona necesaria para incentivar el deseo sexual y conseguir mejor erección del pene.
    La disminución de los niveles de testosterona produce pérdida de la libido, falta de excitación y problemas para conseguir la erección del pene, el ginseng proporciona las sustancias necesarias para ayudar a la recuperación.
    Si bien la testosterona es la principal hormona masculina, también está en el organismo de las mujeres y aunque sea en pequeñas proporciones es necesaria para el impulso sexual.
    Otras de las propiedades del ginseng son proporcionar energía, vitalidad, mejorar la depresión, el estrés y la fatiga.
    Está comprobado que la depresión, el estrés y la fatiga son frecuentemente la causa de pérdida de deseo sexual así como de impotencia o disfunción eréctil, el ginseng consigue que estos cuadros sean superados en corto tiempo y con efectos duraderos.

    Gingko Biloba
    El Gingko Biloba es un árbol de origen chino, de vida milenaria, único en su especie y conocido en el mundo por sus propiedades y beneficios sobre la circulación de la sangre.
    Esta planta actúa impidiendo que se obstruyan los vasos sanguíneos y proporcionando con ello una buena irrigación en el cerebro, las extremidades y los genitales.
    La erección del pene se produce al llenarse sus cavidades esponjosas con la presión de la sangre que llega a la zona, si no hay un buen flujo sanguíneo debido a la obstrucción de venas o arterias la erección no tendrá la consistencia necesaria para la penetración.
    El Gingko Biloba permite que la sangre fluya libremente beneficiando y potenciando la erección.
    Este suplemento natural puede consumirse en cápsulas de la misma forma que el ginseng.

    La vitamina B3
    La Niacina, ácido nicotínico, vitamina PP, es más conocida como vitamina B3, tiene efectos en la síntesis de las hormonas sexuales y además proporciona elasticidad en los vasos sanguíneos lo que permite un buen flujo de sangre hacia el pene.
    La vitamina B3 se encuentra presente en alimentos como carnes magras, hígado, legumbres, frutos secos, levadura de cerveza, leche y huevos.
    Todas las vitaminas en mayor o menor medida tienen influencia para aumentar el deseo y mejorar la potencia sexual, ya que un organismo sano y nutrido adecuadamente estará más dispuesto a la sexuallidad.



    Afrodisíacos


    Se considera afrodisíaco a toda sustancia que sirve para aumentar el deseo ya sea ingerida o inhalada.
    El deseo sexual se incrementa a través de todos nuestros sentidos, el oído, la vista, el olfato, el gusto y el tacto.
    Para comenzar por el olfato debemos hablar de los afrodisiacos llamados feromonas.
    ¿Que son las feromonas?, las feromonas son moléculas biológicas producidas por glándulas del organismo con el fin de atraer a individuos del sexo contrario.
    Estas moléculas afrodisiacas se desprenden del cuerpo de una persona y son percibidas por otro individuo mediante el órgano vomeronasal, que se encuentra en la naríz, éste envía al cerebro una señal, produciendo una sensación de deseo sexual hacia la persona que emana ese imperceptible aroma.
    Todos poseemos en forma natural esos afrodisiacos, las feromonas, que son nuestra química para atraer o sentirnos atraidos y esto se conoce desde hace siglos.
    Desde la antiguedad se utilizaba mezclar fragancias con sudor de hombres, con el fin de lograr un perfume para atraer sexualmente a las mujeres.

    Hoy en día tanto hombres como mujeres pueden comprar estas sustancias afrodisiacas ya que el
    mercado nos ofrece gran cantidad de aromas para incentivar la atracción del sexo opuesto.
    Dentro de los afrodisíacos que contienen los perfumes encontramos el almizcle.
    El almizcle es obtenido de la glándula sexual del ciervo almizclero, de otros animales y de ciertas plantas o maderas afrodisíacas ya que tienen sustancias que sirven para atraer por medio del olfato.
    Dentro de una larga lista de perfumes encontramos.
    Hot de Ralph Laurent- contiene almizcle, vainilla y ámbar entre otros afrodisíacos.
    Hipnose de Lancome-entre otras cosas tiene vainilla y vertiver.
    Gaultier 2 de Gaultier – posee una base de almizcle y ámbar
    Romance de Ralph Lauren -Tiene al jengibre como nota principal.
    Spark de Liz Clairbone -Hecho con champagne, rosa y caramelo.
    Ultraviolet de paco Rabane -osmanthus, pimiento, vainilla y ámbar en su composición.

    Entre otras fragancias podemos recomendar:
    Diávolo de Antonio Banderas, Rush de Gucci, Deep Red de Hugo Boss, Amor Amor de Cacharel.
    Las nuevas fragancias de la marca Diesel son recomendadas por sus propiedades afrodisíacas.



    El deseo sexual


    El deseo sexual o libido es un impulso natural que lleva al individuo a desear mantener una relación sexual.
    Es el deseo sexual lo que provoca la excitación, la erección del pene en el hombre y la lubricación vaginal en la mujer.
    Para que se produzca la libido o deseo sexual intervienen el cerebro, las hormonas, factores psicológicos y factores externos.
    El deseo tiene diferencias entre el hombre y la mujer, si bien pueden tener la misma intensidad, en el hombre no tiene altibajos en cambio la mujer atraviesa por varios niveles durante el mes.
    La libido de la mujer pasa por diferentes etapas debido a los cambios hormonales que se producen durante el ciclo menstrual.
    El deseo sexual de la mujer aumenta en los días previos a la ovulación y en el trancurso de esta y el nivel más bajo en los días previos a la menstruación.
    El deseo sexual de los hombres no tiene ciclos de intensidad o disminución , excepto ciclos estacionales como puede ocurrir, durante el invierno, que se produce un descenso en la producción de testosterona.
    La testosterona es la llamada hormona del deseo y la esencia de la masculinidad.
    La testosterona, aunque en pequeñas propociones, está presente también, en el organismo de las mujeres y su carencia provoca, igual que en el hombre, una notoria disminución de la libido.
    La falta de deseo sexual, es denominada también deseo sexual inhibido, deseo sexual hipoactivo o anafrodisia.
    Este problema es una de las disfunciones sexuales más comunes.

    Como aumentar el deseo
    Lo primero es buscar que es lo que causa la falta de deseo sexual, si se trata de un problema orgánico, de un medicamento que se está tomando, de un problema psicológico o es una situación pasajera.
    En los primeros dos casos, lo mejor, es recurrir al médico para tratar la enfermedad de base o sustituir el medicamento que está causando la pérdida de deseo, por otro fármaco que no tenga esas consecuencias.
    Si hay un descenso en los niveles hormonales, existen parches de testosterona que se aplican en la piel y dan muy buenos resultados en la recuperación de la libido.
    Si el problema está causado por el aburrimiento en uno o ambos miembros de la pareja hay que pensar en cambiar la rutina del sexo poniendole algo de sorpresa, hacer cosas distintas a lo acostumbrado.
    Un cambio en el ambiente para lograr mayor intimidad, como otras luces, unas velas aromáticas, unos masajes con una crema a la que se agregó unas gotas de algún aceite afrodisíaco, puede lograr aumentar el deseo sexual de una pareja.
    Hay que dejar de lado las inhibiciones y los tabues, muchas veces el sexo se torna aburrido por no animarse a manifestar lo que realmente se desea, por verguenza o miedo de lo que el otro piense.
    Esos temores llevan a una rutina sexual en la que todo se repite exactamente igual, solo falta ponerle un número a los movimientos ya que siempre se repite la misma serie, el mismo día, mismo lugar, misma hora y de la misma manera.
    Para aumentar el deseo sexual, hay que provocar ese deseo y eliminar la rutina que sólo conduce al aburrimiento, expresar que se necesita un cambio para volver a sentir deseo y preguntar a la pareja que fantasías sexuales tiene e intentar llevarlas a cabo.
    Mirar juntos alguna película erótica, usar lencería sexy, crear un clima de erotismo en cualquier momento y no sólo en el momento de llevar a cabo la relación sexual.
    El juego de seducción debe estar presente todo el tiempo, incentivar el apetito sexual en momentos y lugares donde se sabe que no se va a llegar a la relación, para que haya el encanto de la cosa prohibida.
    Cuando el sexo es satisfactorio el deseo sexual se va incentivando, es un círculo, por lo tanto si el deseo está bajo, mejorando el sexo aumentará.





    10 Tips para recrear un buen ambiente antes de uan relación


    El encuentro sexual no es sólo penetración, hay elementos que crean un ambiente y hacen de un encuentro sensual, una experiencia que va más allá del placer.

    1. Luz: Esta parte es importante, porque no te gustará estar boca arriba con la luz incandescente dándote en los ojos, lo mejor es algo romántico y sensual, eso lo da la luz tenue, algo ni muy iluminado, pero tampoco a oscuras; pueden ser focos de colores, o colocar algo sobre el foco o lámpara.

    2. Velas: Este no es sólo por iluminación, sino porque crea un ambiente erótico, además de que da un calor especial. Lo mejor es poner en varios puntos del lugar donde hayas decidido hacer el amor y no menos de 3 velas por punto.

    3. Libre de obstáculos: No querrás tropezar con nada mientras te desvistes o comienzas tu relación, así que quita todo lo que esté a tu paso.

    4. Aromas: Si sabes que a tu pareja le molesta este olor, no uses incienso, pero si le agrada, uno con aroma tenue, dará un buen ambiente a tu lugar, hazlo una hora antes para que no sea tan penetrante. Sino, los aceites aromáticos pueden ser otra opción, lo mejor es ponerlas en un recipiente con agua, el aceite y una vela.

    5. Olor corporal: Si ya aromatizaste la habitación, no olvides tu cuerpo, así que puedes echar mano de un aceite corporal, de preferencia que se pueda probar y con aroma especial.

    6. Música: Este es todo un tema, puedes probar las canciones más estimulantes que el viagra, o alguna que les guste, ten cuidado que no vaya a distraer de más, es sólo para ambientar. Se recomiendan sonidos de la naturaleza que mezcla música con el sonido de las olas.

    7. Sin distractores: Celulares apagados, lo mismo que televisión y demás aparatos que pueden interferir en la relación, pues pueden acabar con la magia del momento.

    8. Vino y fresas: En alguna parte de la habitación cabe pone una mesita con fresas, plátano o uvas, que bien pueden servir de aperitivo durante el acto sexual, o para el término y recuperar forma y calorías. Lo puedes acompañar con vino, poco, no se vaya a pasar la mano.

    9. Juguetes:(no en toda relación son bien vistos), pero tenglos en un lugar cercano ten todo lo que vayas a necesitar, no olvides los preservativos, toallas, lubricantes y los juguetes sexuales por si serán parte de la noche.

    10. El baño: Debe estar limpio y ordenado, más si estarán ahí antes o después de la relación, puedes ocupar mucho de lo que usaste en la habitación. Es bueno crear una continuidad entre la habitación, ya que así no te desconectarás del momento, además un baño de sales es muy relajante.
     
    #1
  2. singador

    singador Bananero nuevo

    Registrado:
    17 de Diciembre de 2009
    Mensajes:
    1
    Me Gusta recibidos:
    0
    Respuesta: El punto G masculino

    excelente aporte.
     
    #2
  3. Mauricio Nuila

    Mauricio Nuila Bananero iniciado

    Registrado:
    13 de Septiembre de 2014
    Mensajes:
    75
    Me Gusta recibidos:
    6

Compartir esta página