el dia de la boda...

Tema en 'Relatos Eróticos' iniciado por cefeo, 7 de Agosto de 2013.

  1. cefeo

    cefeo Bananero empírico

    Registrado:
    28 de Enero de 2010
    Mensajes:
    6.088
    Me Gusta recibidos:
    6.778
    [​IMG]

    La mejor amiga de mi novia nos había invitado a su boda, se casaba con un francés y aunque vivían allí, se casaban aquí en España.

    Yo chapurreaba un poco el francés y conseguía "hacerme entender" con el novio, al cual ya había visto varias veces de las visitas que hacían a la familia de su futura mujer.

    Ellos solían venir una semana cada cuatro meses más o menos y hablábamos de cosas fáciles, es decir, estrenos de cine, futbol...y estrenos de cine.

    El día de la boda, constaté que "hacerme entender" con un francés, no necesariamente era "saber" hablar francés, así que saludamos como pudimos a la familia del novio, y nos dedicamos a felicitar a la parte española mientras oteábamos a los invitados a ver si mi novia veía a alguien conocido.

    Sabíamos que del grupo de amigas solamente había podido ir mi novia, y nos daba un poco de palo, estar solos entre la familia y amigos de un francés, y la familia de la novia.

    Entonces encontramos nuestra salvación para el resto del día, entre los invitados había cinco personas en nuestra misma situación, 3 españolas que la protagonista del día había conocido en Francia, 2 de ellas con sus maridos y la tercera que había venido sola porque su marido (también francés) no había podido viajar...

    Entramos en la iglesia, como se suele hacer en estos casos, los últimos y bien juntitos. Nos quedamos en las últimas filas y callados y mirando a la nada esperamos con impaciencia a que se acabara la ceremonia para poder salir de allí e irnos para el banquete, seguro que en aquellos momentos los siete improvisados amigos pensábamos que un par de copas de vino era lo que necesitábamos.

    40 minutos después todo había terminado, ya estaban casados, así que "Alé, arreando pa'l restaurante". Cuando llegamos nos tiramos como locos a por el vino, todos estábamos nerviosos porque ni conocíamos a nadie, ni nos conocíamos entre nosotros, así que empezamos a beber para rebajar la tensión. Ahí fue cuando empezó todo...

    El aperitivo de bienvenida se hizo largo, y copa tras copa, el alcohol fue haciendo efecto, para cuando llegaron los anfitriones de la fiesta ya estábamos más que contentos, en especial la chica que había venido sola, se notaba que estaba acostumbrada a llevar la voz cantante en un grupo de gente. Tras las fotos con los novios, fuimos al salón donde se iba a celebrar el banquete, en la mesa, aunque los recién casados nos habían distribuido separados, entre los tres hombres, nos arreglamos con otros invitados para poder sentarnos juntos, así los 7 tomamos asiento en una mesa redonda, y "casualmente", colocados de una forma que yo podía observar perfectamente a esta chica...

    Estaba muy sexy con un vestido negro que llegaba hasta las rodillas, con un escote palabra de honor y una chaqueta corta...Como decía antes, ella llevaba la voz cantante y dirigía las conversaciones, mientras yo me fijaba en los detalles de su cuerpo.

    Anteriormente ya me había fijado en que tenía unas bonitas piernas que gracias a los tacones le marcaban unos gemelos preciosos y un culo muy apetecible. Al estar sentados, solo podía observar 2 cosas: su cara, en especial su boca, no es que fuera una preciosidad, era bonita, pero lo que la hacía sugerente es que tenia morbo...si, morbo, la típica chica de la que intentas imaginar las caras que pone cuando está en la cama. La otra cosa que observaba, eran sus pechos, grandes, bien formados, reventando el escote del vestido...Procuraba disimular mientras la miraba, no se fueran a dar cuenta los demás, sobre todo mi novia...

    Y en un momento dado, mientras miraba sus preciosas tetas y como sería rebozarme en ellas, levanté la mirada y empecé a sentir el calor de la vergüenza, mientras estaba hablando para todos, ella tenía su mirada clavada en mí.

    Me había cazado mirándole las tetas... Supongo que debí ponerme como un tomate por que sentía mis mejillas ardiendo… Por dios, tenía a mi novia al lado... Por suerte, ella lo pasó por alto y no dijo nada, y yo me fui tranquilizando... hasta que empezó a jugar, sí señor, a jugar... fue desviando la conversación general a casi hablarme únicamente a mí, mientras los demás conversaban entre ellos, empezó a apretar sus tetas contra la mesa, a subirse casi continuamente el escote, era como si dijera "¿te gustan? míralas bien"...

    Entonces empezamos a conversar de una manera más "en confianza", pero jugueteando, solo en plan coqueteo sutil (para que los demás no se enteraran claro) y así se llego al final de la comida y al inicio del baile, paseítos al bar y visitas al baño...

    Nos marcamos unos bailes todos mientras ella esperaba apoyada en una mesa con un cacharro en la mano, aprovechando que los novios se acercaron a nuestro grupo y nos pusimos a bailar todos en círculo, le hice un gesto para que se uniera, lo cual hizo rápidamente, y así empecé a calibrar su culo, bajando mi mano "accidentalmente" de su espalda al inicio de sus nalgas, un poco más abajo, arriba, abajo otra vez, buff.. tenía un culo cojonudo...ella sabía de sobra lo que estaba haciendo, y a la niña estaba claro que le iba la marcha...

    Cuando nos separamos otra vez, seguí con mi novia pero no deje que ella se marchara, le dije que siguiera bailando con nosotros y así lo hizo... Tengo suerte de que mi novia es muy buena chica y que tiene fe ciega en mí, supongo que por eso no se olía lo que se estaba gestando allí en medio.

    Tras unos bailes más con roces discretos incluidos, yo me fui al baño, a aligerar un poco el alcohol ingerido, y cuando salí, allí estaba ella...

    Estaba fumando apoyada en la pared, y tendiéndome la cajetilla me invitó a que la acompañara, encendí un cigarrillo y empezamos a hablar de cosas banales como si nada:

    -Buena fiesta eh?

    -Si, pensé que iba a pasarlo mal por no conocer a nadie pero la cosa va bien...

    Bueno, peor estoy yo, que mi marido no ha podido venir, yo sí que pensé que iba a pasarlo mal.

    -Por qué no ha venido, ¿tenía que trabajar?

    -Sí, pero mejor, porque así mi hijo no estará todo el tiempo en casa de mi suegra...

    -¿Así que tienes un hijo? ¿Cuántos años tiene?

    -Va a hacer 2 años el mes que viene... ¿Y qué?, ¿te ha gustado mi culo?, Porque tengo claro que mis tetas te han encantado...

    Joooooodeeeerr!!!!, Me puse nervioso y empecé a tartamudear, una cosa era el coqueteo y los roces y otra era abordarlo así, apuntándome a la cabeza y encima como quien no quiere la cosa...

    -Sssisi...esto...es un buen...vamos que se nota que...que estas bastante bien vaya...

    Se quedó callada mirándome fijamente, con una sonrisilla maliciosa dibujada en la cara, entonces hechó una calada al cigarrillo, lo tiró, se acercó a mí, puso sus dos manos en mi pecho y acercando su boca a mi oído me susurró:

    -Entra en el baño...

    Me dió un leve empujón en el pecho mientras seguía con esa sonrisilla en la boca, yo entré sin pensarlo, pero no para hacer nada sino por la vergüenza de que alguien pasara por allí y nos viera, joder, que mi novia estaba dentro del salón... -Oye, mira, que soy muy tímido y...

    -No eras tan tímido cuando me mirabas las tetas ¿no? ¿y cuándo me tocabas el culo?

    -Bueno, oye, lo siento vale, a todos nos gusta jugar un poquito ¿no?

    -Bueno, pues entonces vamos a jugar...

    En ese momento, me rodeo el cuello con sus brazos y empezó a besarme, yo seguía estando súper nervioso, pero con las caricias que me hacía en el pelo mientras saboreaba su lengua me fui tranquilizando, me dediqué a disfrutar de aquello, así que la rodeé con mis brazos y bajé mis manos hasta agarrar bien fuerte aquellas nalgas que anteriormente solo había podido rozar...

    -Antes no me has contestado, ¿te gusta mi culo, cielo?

    -Me encanta, es perfecto...

    -Ya me lo parecía a mí, sino tu polla no estaría tan dura, jajaja...

    En aquel momento me vino un poco de cordura (o locura, según se mire) e intente cortar aquello:

    -Oye mira, estás tremenda pero estás casada y con un hijo y yo tengo a mi novia ahí fuera, mejor que lo dej...

    -Quiero chupártela...

    Desde luego sabía cómo hacer callar a alguien, me empujó suavemente hasta que quedé apoyado en la pared del baño y llevó su mano a mi erección, me desabrochó el pantalón con una expresión divertida en la cara y me sacó la polla, empezó a acariciarla con su mano y se acercó a besarme otra vez, entonces la cogió bien y empezó a masturbarme, yo estaba en la gloria.

    Entonces mirándome con una cara de vicio increíble se puso de rodillas lentamente, yo estaba deseando sentir como su boca me recibía, entonces me miró, miró mi polla unos segundos, y lentamente se la metió entre los labios. Dios, cuanto placer me daba...

    -¿Te gusta cielo?

    -Siiiii, eres increíble...

    -A mí también me gusta, y solo acabo de empezar...
    [​IMG]
    [​IMG]


    Empezó a hacerme la mamada de mi vida, me lamía el capullo, se la metía en la boca, recorría con su lengua desde los huevos hasta la punta, buff, me estaba volviendo loco...


    Entonces se puso de pie y me indicó que me sentara en el wáter... mientras ella empezó a subirse con dificultad la falda, hasta que pudo bajarse las bragas, se las quitó con una mano mientras con la otra sujetaba su falda arremangada, se acercó a mí abriendo las piernas para poder ponerse encima de mí y soltó la falda, ni siquiera le vi el coño, cogió mi polla con la mano, apuntó y mientras iba bajando me susurró al oído:

    -Allá vamos cielo...

    El notar como mi polla iba entrando en su coño poco a poco era indescriptible, se la metió entera y empezó a mover su culo arriba y abajo, mientras rodeaba mi cuello con sus brazos y apoyaba su nariz en la mía, sus ojos clavados en los míos, que mirada, puro vicio... Y entonces empezó a volverme loco con su lascivia:

    -¿qué decías antes?

    -¿qué?

    -No sé, ¿era algo de mi marido no?, A sí, creo que querías que parara... ¿quieres que pare?

    -Ni de coña...sigue cabalgando, que lo haces de puta madre...

    -¿Te gusta? ¿Tu novia te cabalga así?

    No sé si me ponía mas cachondo que me hablara jadeando, o que lo que estaba diciendo le daba un morbo añadido a la situación...

    -Dímelo, ¿te cabalga así? ¿o yo lo hago mejor?
    [​IMG]


    -¿Y tu marido qué? ¿tiene una buena polla o te gusta más la mía? -La tuya, cielo, te estaría follando todo el día... (respuesta obvia dada la situación, pero no por eso me dejaba de poner como loco)

    -Yo también prefiero como me cabalgas tu... y como chupas también...

    Alguien entró en el baño, y nos quedamos callados, pero no paró de follarme ni un momento, solo bajó el ritmo mientras me miraba fijamente, podía sentir como cada centímetro de polla entraba y salía de su cuerpo, el intruso echó una meada, usó el lavabo y se largó, así que ella empezó a bombear rápidamente de nuevo...

    -¿Te falta mucho cariño?

    -Noo, ¿y a ti?

    Me miro riéndose y me enseño dos dedos de su mano, joder con la tía, se había corrido dos veces y ni se había inmutado, una palabra me vino a la cabeza: "ninfómana"...

    -Venga cielo, quiero que te corras, dame tu leche... -¿tomas algo? ¿o estás operada?

    -Córrete dentro cielo, que no pasa nada, soy tuya, solo tuya...

    Sus deseos fueron órdenes para mí, la agarré fuerte del culo y empecé a guiarla... se acercaba el momento, sentí como me subía la leche y entonces me corrí dentro de ella, le llení el coño con mi esperma, nos estuvimos besando un rato y no se movió mientras mi polla aun palpitaba dentro de ella, entonces se levantó y cogió sus bragas del suelo, mientras yo me subía los pantalones...

    -Ha estado bien ¿eh, cielo?

    -Cojonudo nena, eres una bomba...

    -Y solo son las cinco...

    -¿Que quieres decir?

    -¿A qué hora terminará la fiesta? ¿las 2 o las 3 de la mañana? tenemos mucho tiempo, jajaja...

    -Eso desde luego...

    Volvió a besarme, y volvimos a la sala, mi novia bailaba divertida con un grupo de invitados y se me acerco chispeante por el alcohol:

    -¿Dónde estabas que hace 20 minutos que no te veo?

    -Salí a airearme un poco y me entretuve hablando con unos tíos de otra boda...

    -Ven que lo estamos pasando de puta madre...

    Y me fui tras ella, eufórico por el tremendo polvo que acababa de echar y sabiendo que aun me podía llevar alguna que otra alegría antes de que aquella fiesta terminara...

    [​IMG]
     

    Adjuntos:

    #1

Compartir esta página