Así perdió la virginidad una hembrita de 22

Tema en 'Relatos Eróticos' iniciado por soncolombia, 3 de Octubre de 2013.

  1. soncolombia

    soncolombia Bananero nuevo

    Registrado:
    5 de Junio de 2009
    Mensajes:
    23
    Me Gusta recibidos:
    1

    El relato a continuación es verídico y sucedió hace untiempo atrás, cuando yo era gerente de una empresa en una ciudad pequeña, cercade la capital de Honduras.

    Ella era una de mis subalternas, 22 años, trigueña decontextura delgada, senos pequeños y un culito paradito, yo 48 y toreado en másde una plaza.

    Todo empezó un día en el cual ella se me pido ayuda parahacer un trabajo de su clase de mercadotecnia en la U., después del trabajoquedamos solos en la oficina, en donde además por razones económicas yo tambiénvivía. Luego de terminar de ayudarla, ella me sorprendió al preparar la comidacomo señal de agradecimiento, gesto que yo agradecí pues estaba muy cansadocomo para ir a un restaurante. Mientras ella cocinaba yo aproveche para darmeun baño pues el calor de la noche era muy intenso, al salir del baño solo conmi ropa interior, me lleve la gran sorpresa de encontrarla a ella en lahabitación con la comida servida, quise vestirme pero ella me tranquilizo yacto seguido empezamos a cenar y ella me empezó a contar a cerca de su vida,que tenía un novio pero que este la trataba con demasiado respeto ya que eramiembro de la congregación de la cual el padre de ella era el pastor, luego me comentoque el solo la besaba pero nada más y que ella sentía una sensación extraña yque como sentía confianza conmigo por eso se atrevía a preguntarme si leexplicaba sobre el sexo, ya que en su casa ese era un tema tabú.

    Como estábamos en mi habitación, después de comer nosrecostamos en la cama a ver las noticias mientras ella me empezó a preguntarcosas más específicas y eso me causo una erección que se hizo más que evidente,pues solo llevaba puestos mis calzoncillos y como dice el adagio popular “a perroviejo hueso tierno” yo le dije que mejor le explicaba con el ejemplo y meatreví a besarla, ella respondió complacida y luego de varios minutos de besosy tocadera, le di una clase de anatomía comentándoleque su cuerpo respondía de manera natural a las caricias y que su vagina ya debíade estar segregando líquidos que la preparaban para la penetración y que estoera completamente natural, pero que además se haría más evidente si me permitíabesarle los pechos, ella lo pensó un momento y accedió, acto seguido procedí abesarla apasionadamente mientras desabrochaba los botones de su blusa, quitarlala camisa y por último su sostén, lo que me dejo ver un par de pechos pequeñospero muy firmes y con unos pezones que estaban pidiendo a gritos que los acariciaray besara, cosa que desde luego hice inmediatamente, ella se dejaba sin ningún problemamientras que empezó a dar gemiditos de placer, lo cual me puso a millón yaproveche para colocarle una de sus manos sobre mi pene erecto, como ella no sabíaque hacer me toco darle una corta clase sobre masturbación, su mano agarroritmo y yo ya estaba a punto de explotar, por lo que me tome un respiro y lepregunte si podía llegar tarde a la caso a lo que ella respondió que no mepreocupara que ella pidió permiso para quedarse a dormir en la casa de unaamiga para hacer la tarea de la U, lo cual aproveche para seguir con la clasede anatomía y explicarle que así como de mi pene salía líquido seminal, suvagina también estaría humedecida y le pedí que se quitara el pantalón que llevabapuesto, ella un poco insegura expuso su temor a quedar embarazada, por lo queyo despeje su preocupación al confesarle que ya tenía varios años de habermemandado hacer la vasectomía, lo cual impedía que fuera a quedar preñada. Inmediatamenteaccedió y pude ver que llevaba puesto una tanguita de algodón color blanco quea duras penas disimulaba el abundante vello púbico y la humedad quetransparentaba su entrepierna.

    Se recostó en la cama y la bese con loca pasión, le mordí ellóbulo de la oreja y luego muy bajando muy lentamente, besando sus pezones y deslizándomesin prisa hacia el premio mayor que estaba pidiendo a gritos ser descubiertopor primera vez. Muy lentamente deslice la tanguita hasta quitársela complementepara luego regocijarme con aquel paisaje virginal que se vislumbraba ante misojos, acto seguido empecé a besarla de abajo hacia arriba, deteniéndome unmomento en sus muslos para luego concentrarme en su entrepierna, saboreando susfluidos como quien degusta un trago del más fino licor, se podrán imaginar loque sentía, estaba a punto de empezarme a comer aquel bizcochito cubierto de unbello rizado y bastante poblado, ella mientras tanto me animaba diciéndome queya no podía más, que nunca había sentido una sensación tan extraña y deliciosa,yo por mi parte me concentre en lamer su capullo de amor, lo que le ocasiono suprimer orgasmo casi que inmediato, de su boca exhalaron gemidos de placer,mientras que sus músculos estomacales se contraían involuntariamente, sin prisafui subiendo lentamente besándola sin parar y con mi pene a reventar, una vezencima de ella, coloque mi estaca en la entrada de su vagina y procedí apenetrarla lentamente, solo tenía lacabeza adentro cuando me topé con la barrera virginal, ella emitió un levegrito de dolor por lo que la tranquilice y le explique sobre el himen, ellaestaba tan excitada que no le importo mucho y me dijo que ya estaba más quepreparada para dar el salto a su vida como una verdadera mujer y de un sologolpe empujo sus caderas hacia las mías lo que me tomo por sorpresa y les confiesoque me dolió, ella por su parte me apretó fuertemente, enterrándome sus uñas enla espalda y dejando correr unas lágrimas por sus mejillas, yo la aferre por lacintura y la bese tiernamente a la vez que le decía lo feliz que me sentía porestar con ella y hacerla mía. Pasados unos cinco minutos, comencé con un suavepero rítmico bombeo que fui subiendo de intensidad a medida que ella respondíacon sus gemidos de placer, al cabo de varios minutos las cosas pasaron de rosa pálidoa rojo intenso, ella me decía: así amor asiii uyyyy que rico……, mientras seacercaba el momento culminante, yo empujaba cada vez con mayor fuerza y ritmo, hastaterminar en un orgasmo lleno de gritos de placer que fue algo inolvidable.

    Luego de tan deliciosa jornada, bañados en sudor y líquidoscorporales, pero felices, nos dimos una ducha y nos quedamos dormidos. Luego deuna profunda siesta, se volvió a prender la fiesta, me despertaron con un delicadobeso que me indicaba sus ganas de más, esta vez ella tomo la iniciativa dejándometendido boca arriba y acariciándome y besándome todo el cuerpo hasta posar suslabios carnosos en mi inflamado pene, lo beso muy tiernamente y se lo fueintroduciendo poco a poco en su boca hasta donde le cabía, mientras que con susmanos acariciaba el resto del tronco y los testículos, no me pude resistir y alcabo de un rato eyacule en su boca, ella saboreo mis líquidos como quien estátomado el más delicioso elixir, yo quise recompensarla dándole sexo oralnuevamente, a lo que ella respondió colocando sus hermosas nalgas en mi cara,no se pueden imaginar el paisaje que tenía en frente de mis ojos, empecé asaborear aquella rica vagina y a sentir sus intensos aromas, no habían pasadono cinco minutos cuando ya estaba listo para una nueva faena, ella estaba tan excitadaque su orgasmo fue casi tan rápido como mi nueva erección, yo creo que susgritos de placer se oyeron a cuadras de distancia. Se acababa de venir cuandose montó encima de mi estaca y comenzó a moverse de una manera desenfrenada, locual me ocasiono un orgasmo casi tan intenso como el primero de la noche. Despuésde eso dormimos plácidamente hasta que despunto el sol por la ventana, pero esaotra parte de la historia la dejaré pendiente, pues el estar recordando yescribiendo estas líneas me tiene firme como guarida del Palacio de Buckinghamy me voy a desahogar.

    Espero que les guste este mi primer relato de la vida real.
     
    #1
    A quimbaloca le gusta esto.
  2. jhohanfer

    jhohanfer Bananero nuevo

    Registrado:
    14 de Diciembre de 2011
    Mensajes:
    16
    Me Gusta recibidos:
    0
    Respuesta: Así perdió la virginidad una hembrita de 22

    muy buena historia
     
    #2
  3. J_O_R_G_E

    J_O_R_G_E Bananero amañado

    Registrado:
    27 de Octubre de 2010
    Mensajes:
    3.230
    Me Gusta recibidos:
    1.246
    Respuesta: Así perdió la virginidad una hembrita de 22

    interesante
     
    #3
  4. detectordeputas

    detectordeputas Bananero iniciado

    Registrado:
    5 de Mayo de 2014
    Mensajes:
    61
    Me Gusta recibidos:
    4
    Respuesta: Así perdió la virginidad una hembrita de 22

    muy buena historia, creible al menos, q es lo q se busca por aca, nada de fabulas....
     
    #4

Compartir esta página